Gozar Leyendo # 57: Los libros de la FILBO

Abril-2017-segunda quincena

Apuntes, d.j.a.

Historia de los hombres lobo (Luna Libros) por Jorge Fondebrider.-

Por donde se le mire, éste es un libro excepcional. Lo primero, lo que más le interesa a un medio que busca el gozo en la lectura, es el placer inagotable que produce el fascinante recorrido por estas páginas.

El hombre lobo ha existido desde tiempos remotos en la imaginación de todos los lugares donde ha habido lobos. Y, por el efecto de los libros y las películas referidos a la licantropía, por esa facilidad del miedo para extenderse incontrolablemente, el hombre lobo es universal.

Como lo dice el propio Jorge Fondebrider (Buenos Aires, 1956), la primera lectura que puede hacerse de este texto es en clave histórica. Un recorrido cronológico que parte de la antigüedad clásica y hace estaciones geográficas: el hombre lobo entre los alemanes, los franceses, los escandinavos, los italianos, los portugueses, los españoles, los eslavos, los rusos, etcétera. Y otro etcétera para indicar que este panorama es exhaustivo y otro más, otro etcétera, para decir que si no fuera inagotable, como parece serlo, se podría arriesgar la afirmación de que Fondebrider logró hacer completo el mapa de las versiones y variaciones del hombre lobo, desde las más conocidas (Caperucita, de la que cuenta la retorcidísima versión original, que incluye un desopilante striptease) hasta las más extrañas e ignoradas.

Pero más allá del inventario taxativo y detallado de los avatares del hombre lobo, está la deliciosa aventura de leer las narraciones más conocidas y, más gracia todavía, las más ocultas: este libro es un mosaico, una antología de historias maravillosas de este metamorfoseante personaje. En cierto momento, esta Historia de los hombres lobo es un manual de suspenso, donde se suceden los cuentos del hombre lobo, variados, sorprendentes, sacados de las actas de la Inquisición, de manuales de folclor o de antropología, de libros de filósofos, teólogos, cuentistas e historiadores.

Además de las dos lecturas enunciadas (la historia del personaje, la antología de narraciones y anécdotas), el libro de Fondebrider es también un libro útil, con instrucciones para uno convertirse en hombre lobo. Y, también, para dejar de serlo. Si usted se quiere volver licántropo puede conseguir un ungüento que proporciona el demonio y puede pronunciar ciertos conjuros secretos; puede también ponerse encima una piel de lobo o un cinturón. Debe saber que en algunas partes puede reconvertirse en humano a voluntad, pero en otras el nuevo estado puede llegar a durar siete o nueve años. Por otra parte, Hollywood introdujo la idea de que las noches de luna llena son propicias para la transformación. Aclara finalmente que, a pesar de la denominación (que sin duda se debe a la frecuencia con que los varones lo hacen, no a ninguna forma de discriminación), también las mujeres pueden convertirse en lobos. O en lobas.

Un libro notable. Si va para una isla desierta, llévelo. Si no va, léalo acá.

TAPA HOMBRES LOBO Meida

Gabriel García Márquez, no moriré del todo (Luna Libros) de Conrado Zuluaga.-

A la hora de enumerar los especialistas en Gabriel García Márquez, acaso el primer nombre que salta a la memoria es el de Conrado Zuluaga (Medellín, 1947), autor de cinco libros que abordan de distinto modo al Nobel cataquero. Lo mejor de Zuluaga es que nunca ha parado de averiguar asuntos y precisar datos; es un ejemplo de curiosidad y, por eso, en últimas, ejemplo de alguien que nunca, después de treinta años, ha dejado de ser estudiante.

Gabriel García Márquez, no moriré del todo, la biografía de García Márquez escrita por Conrado Zuluaga es una síntesis perfecta. Reconoce las biografías exhaustivas de Dasso Saldívar y de Gerald Martin, no olvida la historia de la escritura de Cien años de soledad por Eligio García Márquez. El recorrido de Zuluaga es preciso y panorámico. El lector, que puede devorarse con placer y en pocas horas este espléndido trabajo, sigue con exactitud los lugares en donde vivió GGM, los oficios que desempeñó y, sobre todo, el proceso creativo de todos sus libros. Las citas no son abundantes, pero siempre son pertinentes y el contrapunto con la realidad política de su devenir por la vida va siendo registrado a manera de escenario.

Casi siempre, quienes abordan el proceso creativo de GGM, en contra de lo que realmente sucedió, cuentan sus primeros años de escritura como si él supiera todo por ciencia infusa. La biografía de Zuluaga no: la ventaja que tiene es que, con afecto, con admiración por el joven que fue, nos muestra a un hombre con dificultades, que comete errores y que los sabe convertir en experiencia. Por eso mismo, el García Márquez de este libro es mucho más humano y más querible. Y, por eso mismo, el texto de Conrado Zuluaga es una verdadera delicia: información completa, sensatez, sentido común, sentido del humor y una prosa llana, eficaz y fluida que permite una lectura muy placentera.

TAPA GGM_Media

Gozar releyendo. Más de Faros (Luna Libros/Almadía) de Jacques Attali.-

La situación es difícil de entender para alguien que no sea lector lunático. Uno, adicto a la lectura, que lleva tres libros, o más, para tres días de viaje, en todo caso lleva siempre mucho más material para leer que el tiempo de que dispone, un tipo así que está en un lugar con tres libros, dos novelas de autores actuales muy conspicuos, y la copia ya leída de Faros de Jacques Attali.

Este espacio existe para recetar libros, no para denigrar, ni para señalar las porquerías de marca, las idioteces de ciertas patéticas notabilidades: por eso no voy a decir cuáles dos libros recientes descarté con exasperación ante su insulsez o ante su consistente adicción a las ideas hechas y a la corrección política. Baste despachar el tema repitiendo lo que no se dice con suficiente frecuencia por los amantes de los libros: no todos son buenos, es más, los buenos son menos que los que no valen la pena.

El caso es que tuve tres días para volver a Faros, para leer otra vez esta magnífica suma de veinticuatro biografías. Empezando porque la selección de los personajes es absolutamente arbitraria por parte de Attali. Recíprocamente, esa misma arbitrariedad engendra un cedazo de parte del lector. En mi caso, tiendo a rehuir a los buscadores de poder, a los fanáticos, a los que disfrutan de su rol de celebridades. Me gustan más los invisibles, aunque entre sus contrarios hay tipos como Richard Strauss o como Caravaggio. Admito, sí, que predominan los personajes maravillosos como Maimónides, Walt Whitman, Hobbes o Tomás de Aquino. Y puedo contar de un descubrimiento, Hampâté Bâ.

Faros-1

Diccionadario

Allí donde no hay cuerpos, no hay palabras” (Victor Hugo). 

Tomado de Diccionadario (Editorial Pre-Textos):
Predicamiento: sermón mentiroso.
Profusor: maestro demasiado profuso.
Prolecariado: gente llena de caries.
Teréfono: el teléfono de Teresa.
Teméfono: teléfono que produce miedo.

aquetaciÛn 1


Invitación para el Lector Lunático

INVITACION HOMBRES LOBO

Avisos y noticias

Números anteriores de Gozar Leyendo.- 

Consulte todas las entregas de Gozar Leyendo aquí.

Suscripciones.-

Si desea recibir Gozar Leyendo en su correo, solicítelo gratis a la siguiente dirección: gozarleyendo@lunalibros.com

La misma dirección para sus comentarios. Reenvíelo a sus amigos o, si lo prefiere, suscríbalos: basta que nos envíe su dirección.

Para asegurar que reciba nuestros mensajes, incluya gozarleyendo@lunalibros.com y lectorlunatico@lunalibros.com en sus contactos.

De nuestros lectores.-

“Sigo leyendo y difundiendo el informador boletín que nos presenta autores y nos entera de novedades en el amplio mundo del libro. Gracias a quienes, constantes, lo hacen posible”.  J.R. Jaramillo R.

“Estimado Darío: como siempre, dándonos gratas sorpresas. Muchas gracias por ello”. Barlaham Aguirre Loaiza. 

¿Gozó leyendo? Comparta este boletín…Facebooktwittermail